Tu cuerpo te pide una detoxificación urgente después de Navidad

Antes de nada, me gustaría desearos un muy feliz año nuevo 2018 y que hayais disfrutado de estas fiestas pasadas. La Navidad es sinónimo de reencuentros con la familia y celebraciones alrededor de la mesa. Pero también de excesos.

A pesar de que cada año intentemos moderarnos, es inevitable caer y pasarse con la comida y/o la bebida.

Uno mismo se da cuenta de que se ha pasado; se siente como empachado, más pesado, fatigado, le cuesta volver a la rutina… en otras palabras, está “intoxicado”.

Por ello os recomiendo que empecéis a poner en práctica una Operación Detox. Cuanto antes lo hagas, antes ayudarás a tu cuerpo a recuperar la normalidad y te sentirás mucho mejor.

Además, está el lógico sobrepeso que nos han dejado las navidades: a veces un par de “kilitos” de más, otras veces auténticos “kilazos”.

Qué es la detoxificación

La detoxificación consiste en la neutralización o eliminación de sustancias tóxicas perjudiciales por parte del organismo. En resumen: eliminar toxinas.

Las fases de la detoxificación

Para que una toxina pueda ser correctamente eliminada por el organismo, primero debe ser transformada en una sustancia más soluble, lo que facilitará el trabajo de los órganos emuntorios, que son los encargados de la eliminación de residuos (hígado, riñones, piel, pulmones e intestino).

Esta biotransformación se realiza en dos fases:

  • Fase I: en ella se modifican los diversos tóxicos por oxidación, reducción o hidrólisis para aumentar su solubilidad en agua.
  • Fase II: los metabolitos intermedios se conjugan con otras sustancias (como la glicina, el ácido glucurónico o la molécula glutation, entre otros) para facilitar su expulsión definitiva del organismo.

Consejos para eliminar toxinas

Seguir estos consejos te ayudará tanto a regular el peso ganado durante las fiestas como a la correcta detoxificación de tu organismo tras los excesos navideños:

1. Aumenta el consumo de frutas y verduras frescas de cultivo ecológico, en especial aquellas que contienen azufre en su composición (como las cebollas, el puerro, el rábano, el ajo o el repollo) y la familia de las crucíferas (brócoli, coliflor, lombarda, col rizada…), ricas en cofactores enzimáticos y antioxidantes que facilitan la eliminación de xenobióticos y otras toxinas endógenas del organismo.

2. Toma dos litros de agua al día , e incluye en el aporte de líquido las infusiones de acción diurética. No olvide que el riñón es un órgano imprescindible para la correcta eliminación de toxinas, y así favorecerá su trabajo.

3. Desayuna como un rey (con zumos naturales, tostadas y cereales integrales) y cena como un mendigo, lo más ligero posible. Frutas como la piña te ayudarán a depurar el organismo y su efecto saciante te calmará el hambre.

4. Cocina los alimentos a la plancha, hervidos o al horno, y renuncia a los fritos y a las grasas saturadas.

5. Realiza ejercicio. Cualquier actividad física moderada te valdrá para escapar del sofá y eliminar toxinas a través del sudor y de la piel.

  1. Consume mucha fibra(legumbres, granos integrales, semillas, frutos secos…), para estimular el trabajo de otro de los órganos emuntorios fundamentales, el intestino, ayudando a eliminar sustancias de desecho a través de las heces.

  2. Procura dormir más y mejor.

Seguir estos consejos te permitirá, en algunos casos, eliminar fácilmente las toxinas acumuladas y depurar tu organismo. Pero en otros, no basta. Y si estas Navidades nos hemos pasado más de la cuenta con la comida y la bebida, vamos a necesitar una ayuda extra.

La detoxificación completa y definitiva

No te será difícil encontrar en cualquier herbolario multitud de complementos detoxificantes.

Por regla general, estos complementos suelen estar especializados e indicados para un órgano emuntorio en concreto, sin ofrecer una acción global; algunos de ellos dan apoyo a la función renal (eliminación por la orina), otros al órgano detoxificador por excelencia, el hígado (estimulan la producción de bilis), otros ayudan al intestino a eliminar las sustancias tóxicas a través de las heces…
Os recomiendo algunas plantas y suplementos que os pueden ayudar:

  • CARDO MARIANO
  • DIENTE DE LEÓN
  • CURCUMA
  • ALCACHOFERA
  • BOLDO
  • COLA DE CABALLO
  • BARDANA
  • HIBISCO
  • VITAMINA C
  • KUDZU

 

  • El cardo mariano contiene silimarina. la cual es hepatoprotectora. La toma cotidiana de silimarina mejora la función del hígado, regenera las células hepáticas y es además un potente antioxidante.
  • La alcachofa y el boldo aumentan y estimulan la secreción de bilis facilitando la digestión de las grasas.
  • El diente de león y la cola de caballo ayudan a eliminar líquidos y toxinas del organismo.
  • La bardana además de facilitar la digestión, tiene acción antiseborreica ayudando a mejorar el estado de la piel.
  • El hibisco ayuda a regular el tránsito intestinal
  • La vitamina Cneutraliza los radicales libres producidos durante la fase I de desintoxicación.
  • El kudzucontiene flavonoides (puerarina, diazina y daidzeína) que contribuyen a reducir los daños que siguen a la ingestión excesiva de alcohol.
  • La curcumina, se opone a la acción hepatotóxica al aumentar la capacidad de desintoxicación del hígado en la fase II, e invierte los daños causados en el hígado por la aflatoxina.

Pero por supuesto, mi recomendación es acudir a la consulta de un especialista para que os recomiende los más indicados para cada caso y cada persona en concreto.

Os espero en mi consulta a todos aquellos que queráis empezar la Operación Detox!

                                              Gloria García Valverde – Naturópata y Nutricionista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.