REIKI, ENERGÍA CURATIVA: ¿Lo has probado?

El Reiki es una técnica de transferencia de energía curativa por imposición de las manos. Cualquier persona puede poner las manos sobre otra y proporcionarle bienestar con su propia energía, pero un practicante de Reiki está canalizando Energía Universal, lo cual supondrá un re-equilibrio bioenergético capaz de sanar, además de proporcionar relajación, bienestar, paz interior y apertura espiritual.

La práctica del Reiki se fundamenta en un emisor o canal que, a través de sus manos , transmite Reiki (energía vital) a un receptor con el fin de paliar o eliminar molestias y enfermedades.

El Reiki actúa a todos los niveles y en todas las enfermedades, como por ejemplo en
trastornos y molestias corporales, disfunciones metabólicas, lesiones orgánicas profundas, dolores agudos y crónicos, enfermedades degenerativas,  …. Actúa especialmente bien en estados de ansiedad, alteración emocional, depresión y falta de vitalidad, insomnio y estrés en sus varias manifestaciones. Incluso enfermedades graves, como los diversos tipos de cáncer, el SIDA y otras manifestaciones de inmunodepresión. Los pacientes tratados con quimio y radioterapia notan alivio e incluso desaceleración de los efectos colaterales y secuelas con el Reiki, experimentando una estimulación de la vitalidad y de las defensas inmunológicas en particular.
Si además en la sesión de Reiki se utilizan cristales de cuarzo, se potenciará el efecto de esta terapia, ya que cada cristal de cuarzo emite una vibración que resuena con las energías de los diferentes chakras y sus conflictos de salud relacionados.

No existen contraindicaciones ni efectos secundarios negativos con el Reiki, no es posible una sobredosis porque el proceso se autorregula y se limita la capacidad receptiva de absorción del paciente. Por lo cual, en todos los casos vas a disfrutar de sus beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.