Catarros y gripes: como curarlos de forma natural

Como cada año ya llegó la época de los catarros, de las irritaciones de garganta, de las gripes…. Y es importante saber cómo apodemos ayudar a nuestro cuerpo a que los combata. Muchas veces no tenemos en cuenta la importancia que tiene nuestra forma de alimentarnos a la hora de luchar contra la enfermedad; la alimentación que llevemos es crucial para que nuestro cuerpo se recupere antes, e incluso, a veces, para evitarnos ese resfriado.

Es conveniente saber que entre los alimentos que ayudan a combatir los resfriados se pueden citar las frutas y verduras ricos en antioxidantes, una dieta ligera, en especial los primeros días para no sobreesforzar al organismo, y reducir los lácteos así como los alimentos grasos. Los alimentos con propiedades antioxidantes, como la vitamina C y la vitamina A son recomendables ya que permiten eliminar las toxinas sobrantes y reforzar el organismo.

Los cítricos como naranjas, pomelos y limones, los pimientos y las verduras de hoja oscura como el brócoli o las coles, son buenas fuentes de esta vitamina C. La vitamina A, la podemos conseguir de fuentes animales como la caballa o el hígado o de fuentes vegetales en forma de betacarotenos, los encontramos en vegetales verde oscuros, y amarillos, naranja o rojos.

Incluir en la dieta alimentos con propiedades inmunoestimulantes nos ayudará a reforzar el sistema inmune: por ejemplo el ajo y la cebolla, que tienen propiedades bactericidas o los alimentos ricos en vitamina B, como los vegetales verde oscuro, legumbres, setas y cereales como la avena, el mijo o la quinoa.

Importantes también son los alimentos ricos en Zinc, que ayudan a acortar la duración del proceso gripal; el zinc está presente en mariscos, hígado, huevos y fuentes vegetales como apio, espárragos, patatas y berenjenas.

Es importante que durante el proceso gripal se ingieran proteínas, preferiblemente vegetales, para evitar posibles infecciones: podemos encontrarlas en cereales integrales, frutos secos y legumbres.

Para evitar la deshidratación, es fundamental la ingestión de líquidos en forma de zumos o sopas, sin olvidar el aporte de agua para ayudar a limpiar el organismo y mantenerle igualmente hidratado. Algunos zumos o licuados muy indicados:

  • Licuado de endibias (o apio),manzana verde y ½ pomelo: licuado depurativo ideal para personas con dificultades para detoxificar.
  • Licuado de brócoli, col lombarda y zanahoria: licuado antioxidante ideal para personas debilitadas, hipotónicas, asténicas o con tendencias a los trastornos crónicos y complejos
  • Otro licuado muy apropiado para reponer las fuerzas y reforzar el sistema inmunitario es el de jengibre, zanahoria, apio, pomelo, perejil y manzana verde

Por otro lado, como ayuda suplementaria natural tenemos el propóleo, echinacea, zinc, vitamina C, vitaminas del Complejo B, probióticos, sauce, romero, tomillo, tusilago, malva, borraja,…

De esta forma, si tenemos en cuenta todo esto, podemos estar seguros de que nuestra recuperación será mucho más rápida y también de que nos encontraremos mucho mejor durante el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.