Importancia de la nutrición en la edad infantil

Nutrición infantil

Nutrición Infantil a partir de los 6 años: ¿por qué es la nutrición tan importante en los niños a partir de esta edad? Es fundamental durante estos años , ya que aumenta el apetito y el nivel de actividad de los niños. Una buena nutrición es necesaria para el crecimiento normal del cuerpo y del cerebro, y para mantener sano el sistema inmunológico. Nunca es demasiado temprano para aprender buenas costumbres alimenticias. Una dieta equilibrada ayuda a evitar, ahora y en el futuro, huesos débiles, enfermedades de corazón, diabetes y obesidad.
¿Y si el niño no come? La mayoría de los niños no comen tanto como los padres quisieran, pero lo que realmente importa no es cuánto comen sino qué comen. Aunque el niño no tenga apetito, anímele a sentarse a la mesa con la familia para compartir los acontecimientos del día. Tener reglas como “tú comes cuando comemos todos o no comes” crea problemas cuando se tienen niños cuyo apetito sigue un patrón diferente al del resto de la familia. Que usted acomode las necesidades de su hijo no significa que esté “mimándole” o “dándose por vencido”.

¿Qué factores pueden afectar el apetito?
Inactividad. Ha habido un aumento alarmante en el número de casos de niños que sufren de obesidad, caries, anemia por deficiencia de hierro (anemia ferropénica) y enfermedades del corazón. Los padres tienen que poner un límite al tiempo que los niños pasan viendo la televisión, jugando con la consola o los videojuegos (menos de dos horas al día) y es recomendable no tener ninguno de estos aparatos en el dormitorio del niño. Los padres deberían animar a los niños a que salgan a jugar al aire libre
Los refrescos, la leche y los zumos llenan el estómago y pueden quitar el apetito. Dé a los niños leche sin o baja en grasa o zumos preferentemente naturales , ya que los envasados contienen mucha azúcar. Es difícil para los padres controlar lo que los niños comen cuando están fuera de su casa, pero sí que pueden controlar los alimentos que traen a casa: si no hay ni dulces ni refrescos, tampoco hay tentación. Los refrescos bajos en calorías tienen aditivos que no son buenos para el crecimiento de los niños, y los refrescos normales tienen una cantidad de azúcar tan excesiva y tantos aditivos que sería más “sano” dar al niño un tazón de azúcar y agua para tomar.
¿Y si el niño es un melindroso? Permita que los niños le ayuden a comprar los alimentos y a cocinarlos. Hay más posibilidades de que los niños coman (o al menos que prueben) algo si ellos mismos han ayudado a prepararlo.
¿Cómo sé que mi hijo está tomando suficientes vitaminas y minerales? Si los niños comen regularmente una variedad de cereales, legumbres, frutas y vegetales, no necesitan suplementos vitamínicos. ¿ Los productos lácteos, el pescado, los huevos, la carne en pequeñas cantidades y los vegetales de hoja verde oscura tienen proteína, hierro y calcio, que son las sustancias que los niños necesitan para su crecimiento. Las vitaminas (que están presentes por ejemplo en las frutas) y los minerales de los alimentos frescos son mucho mejores que los suplementos.
¿Cuándo me debería preocupar? Sólo debe preocuparse si su hijo está enfermo, obeso, perdiendo peso o sólo come alimentos sin valor nutritivo. Lleve al niño al médico o especialista para sus revisiones regulares y pregúnteles sobre el patrón de crecimiento y las necesidades nutritivas de su hijo.
Y recuerde: a los niños les fascina parecerse a sus padres, por lo que vale la pena tener buenas costumbres y comer sanamente. L ¿

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.