Ayuda a controlar tu glucosa

El equilibrio de la glucosa es uno de los parámetros más estrechamente regulados en humanos, se basa, desde el punto de vista hormonal, en el mantenimiento de un balance entre la liberación y acción de la insulina, por un lado, y las respuestas opuestas mediadas por el glucagón, catecolaminas, hormona del crecimiento y cortisol.

Existen muchas patologías que, tras trabajos de investigación, se han ido relacionando con los controles de la glucemia en sangre. Son las denominadas enfermedades con alteraciones de la intolerancia a la glucosa:

  • Resistencia a la insulina: Incapacidad de la insulina para realizar su función aunque esté en gran cantidad. Estos altos niveles de insulina causan problemas en otros tejidos. Para su diagnóstico se utilizan métodos indirectos analíticos muchos de ellos no concluyentes.

Se puede identificar por síntomas y/o signos: Falta de hambre por la mañana y ataques de ansiedad por comer dulce por la tarde, cansancio, depresión, caída del cabello, cabello graso, acné, abortos primer trimestre embarazo, infertilidad, ronquidos, verruguitas en cuello y axilas, irritabilidad.

  • Síndrome metabólico: El síndrome metabólico se caracteriza por un conjunto de desajustes o signos en nuestro metabolismo: hiperinsulinismo o resistencia la insulina que puede terminar con desajustes en la glucosa (diabetes), hipertensión arterial, colesterol y o triglicéridos elevados, obesidad (especialmente alrededor de la cintura). El síndrome metabólico puede ser el preludio de cualquier accidente cardiovascular (ataque al corazón, embolia cerebral, etc.)

 

  • Hígado graso no alcohólico: La enfermedad por hígado graso no alcohólico (EHGNA) es una entidad clínico-patológica reconocida en las últimas décadas. Se define como la presencia de esteatosis hepática en más de 5% de los hepatocitos, con o sin la presencia de inflamación y fibrosis, en un paciente con una ingesta alcohólica menor de 40 g a la semana e idealmente, sin otras causas de daño hepático crónico. La EHGNA se asocia a obesidad, diabetes mellitus y dislipidemia. En el último tiempo, se ha reconocido la asociación de insulino resistencia (IR) e hígado graso.

 

  • Diabetes: La diabetes mellitus (DM) es un grupo de trastornos metabólicos, que afecta a diferentes órganos y tejidos, dura toda la vida y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre: hiperglicemia. Es causada por varios trastornos, incluyendo la baja producción de la hormona insulina, secretada por las células del páncreas, o por su inadecuado uso por parte del cuerpo, que repercutirá en el metabolismo de los carbohidratos, grasas y proteínas.

Muchos pacientes con intolerancia a la glucosa son asintomáticos, por lo que es importante detectar procesos de hiperglicemia potencialmente diabetogénicos y ayudar con sustancias naturales al equilibrio de los niveles de glucosa en sangre.

Plantas y remedios naturales contra la diabetes

  • Gimnema (Gymnema sylvestris): está indicada en casos de diabetes, tanto DM1 como DM2, aunque en su uso tradicional la lista de beneficios aumenta y es utilizada en Asia para combatir las afecciones hepáticas, el colesterol, como diurético e incluso en el tratamiento de dolores de estómago o para combatir la hiperactividad.

El principio activo responsable de las extraordinarias propiedades hipoglucemiantes de esta planta medicinal es el ácido gimnémico, que se encuentra en la planta en una alta concentración.

Y lo que es más importante, las cualidades de la gimnema para controlar el nivel de azúcar, de sobra conocidas por el Ayurveda, han sido respaldadas por la investigación científica más moderna.

Otros estudios sugieren que además de sus beneficios sobre la glucemia, la gimnema es un prometedor coadyuvante para el control y la pérdida de peso corporal, gracias a que reduce la ansiedad por los dulces y disminuye el apetito.

  • Cromo: un aliado mineral es el cromo, un oligoelemento indispensable para el correcto funcionamiento del organismo que participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, regulando la secreción de insulina y la absorción de glucosa y de los lípidos.

En los casos de diabetes en concreto, su acción beneficiosa se debe a que el cromo forma parte, junto a otras moléculas, del factor de tolerancia a la glucosa (GTF). Esta proteína facilita la unión de la insulina a los receptores celulares, de forma que la hormona pueda “descargar” correctamente la glucosa que transporta hacia el interior de las células y éstas puedan usarla como fuente de energía.

De esta manera, el cromo contribuye a reducir la glucosa circulante en sangre y que esta molécula energética llegue a su destino: el interior de las células. Por este motivo existen varios estudios que avalan el uso de complementos de cromo en personas que padecen DM2.

  • Acido alfa-lipoico: este antioxidante influye en los procesos bioquímicos, en los que reacciona espontáneamente junto con proteínas como el colágeno, destruyendo la glucosa en sangre.

El colágeno se encuentra en la piel, pero también en los vasos sanguíneos, en el tejido conjuntivo y en la mielina (cubierta protectora de los nervios), entre otros. El exceso de glucosa se une a las proteínas impidiendo su actividad. Con el paso del tiempo, estos procesos llevan a una aceleración del envejecimiento de los tejidos, problemas en los riñones, aterosclerosis y pérdida de visión, que son también consecuencias de la diabetes.

El ácido alfa-lipoico retrasa la unión de las moléculas de glucosa con las moléculas de proteína, favoreciendo la absorción por parte de las células de la glucosa sanguínea, una tarea propia de la insulina. Cuando la insulina disminuye, el ácido alfa-lipoico podría evitar las peligrosas subidas de glucosa en sangre, mediante su absorción en las células.

  • La canela china (Cinnamonum Cassia Blume = Cinnamomun aromaticum): La canela china (Cinnamonum Cassia Blume = Cinnamomun aromaticum), cuyo origen es China e Indonesia, es la especie que más se utiliza en América (a diferencia de la canela de Ceilán que se utiliza más en Europa). Sus propiedades son similares a esta, especialmente en lo que se refiere a sus propiedades digestivas.

Los últimos estudios parecen demostrar que su uso puede ser adecuado en el tratamiento de la diabetes por su contenido en polifenoles. La ingestión de 3-6 gr ayuda a disminuir los niveles de azúcar en enfermos de diabetes tipo II no insulinodependientes.

Su mecanismo de acción parece ser mejorar la expresión del receptor para la insulina (tristetraprolin) y el transportador 4 (GLUT4) de la glucosa, cuya función es facilitar el transporte de la glucosa en adipocitos.

Al mismo tiempo también reduce el colesterol y los triglicéridos.

Algunos suplementos que se pueden encontrar con estas sustancias:

  • Gymnema y Cromo (Anastore): gymnema, cromo.
  • CINNULIN (Dr. Dünner): extracto de canela, magnesio, vit E y cromo.
  • ESBELTURE PLUS ( Internature): Garcínia Cambogia, Canela en polvo (Cinnamomun verum), Vainas de Judías (Phaseolus vulgaris L.), Ortiga Verde y Picolinato de Cromo.
  • GLYCABIANE (Pileje) : Canela, dioxido de sicilio, magnesio, l-carnosina, Cromo.

Por supuesto, además del apoyo con sustancias naturales para el control de la glucosa, es indispensable seguir una adecuada alimentación, libre de dulces refinados y grasas saturadas, y rica en fibra y vitaminas, para actuar directamente en la causa principal del deterioro del control hormonal metabólico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.