Detox post-verano: depúrate de los excesos del verano

En mi consulta, cuando algunas personas vienen porque quieren perder peso, lo primero que les recomiendo es una depuración del cuerpo, ya que es de vital importancia para eliminar toxinas, deshincharnos y que el organismo funcione correctamente. Por lo tanto, la dieta que yo propongo en consulta siempre va a ser Depurativa y Quemagrasa (y ni que decir tiene, por supuesto va a ser equilibrada y rica en micronutrientes).

Una Dieta Depurativa es aquella que, además de no aportarnos nuevas toxinas, nos ayuda a eliminar las que tenemos:

  • En esta dieta encontrarás alimentos especialmente depurativos y muy bajos en calorías que te ayudarán a eliminar los deshechos a través de la orina, como pueden ser el apio, espárragos, piña, papaya, alcachofas,…

  • Ayuda a no sobrecargar más tu hígado: las proteínas de las legumbres o de los pescados o las carnes blancas generan menos toxinas. No te excedas con las carnes (especialmente con las carnes rojas, limítalas a 1 vez a la semana como mucho); de hecho, lo ideal es estar algunas semanas sin comerla. Esta dieta será más rica en pescados y proteínas vegetales y menos en carnes.

  • Potencia su función: es el encargado de neutralizar o transformar muchas de las sustancias tóxicas en inofensivas. Una dieta baja en calorías pero rica en vitaminas, minerales y fibra le ayuda. Alimentos que le pueden ayudar: puerro, apio, escarola, col, cebolla, pomelo,…

  • Echa una mano a tu riñón: si hay muchas toxinas, tus riñones se sobrecargan y menguan su capacidad depuradora. Para no cargarlos, es muy importante reducir el consumo de sal; en su lugar puedes utilizar especias y hierbas aromáticas.

  • Beber mas agua para ayudar a depurar: una buena hidratación es básica para diluir y eliminar toxinas a través de la orina, y también ayuda a prevenir el estreñimiento. Debes beber al menos unos 8 vasos de agua al día. Mejor entre las comidas, no durante.

  • Tomar en ayunas durante las primeras 2 o 3 semanas agua tibia con limón exprimido y añadirle lecitina de soja o una cucharada de aceite de oliva virgen actúa como disolvente de toxinas y grasa del hígado.

  • Ayudarnos de Plantas medicinales es muy útil y muchas veces necesario porque ayudan a eliminar el exceso de toxinas y de líquidos: diente de león, cardo mariano, cola de caballo, alcachofera, rábano negro, cúrcuma,…

  • No olvidar la importancia del potasio: es necesario para la transmisión del impulso nervioso, la actividad muscular y regula el equilibrio del sodio, lo cual ayuda a evitar la retención de liquidos entre otras cosas. Sus principales fuentes son: verduras, frutas, legumbres, semillas de sésamo,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.