¿Qué son los prebióticos? (Diferencia entre prebióticos y probióticos)

No paramos de oir hablar de la importancia de la Flora intestinal, pero: ¿realmente sabemos la diferencia entre probióticos y prebióticos, y por qué son tan importantes para nuestra salud?

Numerosos factores estan implicados en el control de la estabilidad de la microflora intestinal: farmacos, temperatura, ph intestinal, respuestas inmunitarias,… Cuando estos mecanismos fallan (estrés, abuso de medicacion/laxantes,…) puede producirse un desequilibrio de la microflora y aparecer infecciones, alergias, asi como problemas de estreñimiento/diarreas e incluso de dermatitis atópicas.

Lo primero, vamos a definir que son prebióticos, probióticos y simbióticos.

  • PREBIOTICOS: Sustancias no digeribles que afectan beneficiosamente al huésped mediante la estimulacion selectiva del crecimiento o la actividad de las bacterias del colon (probióticos)
  • PROBIOTICOS: Microorganismos vivos que forman la microflora intestinal del huésped.
  • SIMBIOTICOS: Combinaciones de prebióticos y probióticos. Los prebioticos presentes en un simbiótico van a favorecer tanto al probiótico del producto como a los que residen en el tracto intestinal.

Voy a hablar un poco mas de los PREBIÓTICOS, ya que creo que son los grandes desconocidos, y no les solemos dar la importancia que tenen. Digamos que son de lo que “se alimentan” las bacterias probióticas, por lo tanto son fundamentales para mantener el correcto equilibrio de la flora intestinal.

¿Qué son?

  • Son alimentos muy ricos en enzimas que tienen una función reguladora de la digestión, intervienen en la regulación de los procesos inflamatorios, desintoxican el hígado, promueven la capacidad regenerativa y cicatrizante del organismo y regulan la respuesta inmunitaria.
  • Aportan cantidades importantes de lipasas, amilasas y proteasas (enzimas digestivas)
  • Se encuentran en las frutas frescas, ácidas (piña), oleaginosas, secas.
  • En los germinados, en los fermentados, en la col cruda fermentada con sal (ej: chucrut), en el tamari, en el miso, en el tofu, ….
  • En las verduras y hortalizas crudas. En los tubérculos. En las legumbres frescas.

Lista de los principales alimentos prebióticos naturales

  • Alcachofas

Las alcachofas comunes tienen un 3% a 10% de inulina, uno de los prebióticos más frecuentes. Las alcachofas de Jerusalén son especialmente ricas en este prebiótico, y contienen hasta un 19% de inulina.

  • Raíz de achicoria

La raíz de achicoria, junto a las alcachofas, son los alimentos más ricos en inulina. Si bien puede ser difícil incluir raíz de achicoria en tus platos, una posibilidad más sencilla es buscar este ingrediente en suplementos alimenticios o aperitivos.

  • Ajo

El ajo contiene alrededor de un 15% de inulina. De modo que si quieres enriquecer tus comidas con saludables prebióticos, el ajo es una excelente opción.

  • Cebolla

Ya sea cruda o cocida, la cebolla también contiene una buena cantidad de prebióticos, aproximadamente un 5% a un 8%. Es un ingrediente que puedes incluir fácilmente en ensaladas y guisados.

  • Puerro

Este sabroso vegetal aporta un 3% a 10% de su peso en forma de inulina. Por lo tanto, preparar una rica tarta de puerro es una muy buena manera de mejorar tu microflora intestinal.

  • Espárrago

Este importante alimento de la dieta mediterránea, también contiene una buena cantidad de inulina. Además, es bajo en calorías y rico en vitaminas y otros nutrientes esenciales.

  • Salvado de Trigo

El salvado de trigo es otro de los alimentos prebióticos que puedes incluir fácilmente en tu alimentación. Contiene aproximadamente un 5% de este tipo de sustancias.

  • Plátano

Si bien contienen solo un 0,5% de inulina, los plátanos también pueden llegar a ser una buena manera de estimular las bacterias intestinales saludables, si se incluyen en la dieta de forma regular.

  • Legumbres

Las legumbres, las patatas y el boniato poseen rafinosa y estaquiosa, sustancias también incluidas en la categoría de los prebióticos.

 

Para mejorar tu salud, incluye estos alimentos prebióticos diariamente en tus comidas. Tu intestino te lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *